Los venenos Blancos

05.05.2019

Los venenos blancos

En la actualidad existen unas sustancias que están presentes en numerosos alimentos que consumimos a diario y que son nocivas para la salud, no aportan un valor nutricional, son adictivas y pueden llegar a ocasionar graves trastornos de alergias, intolerancias e incluso enfermedades autoinmunes o degenerativas.

Estos alimentos son la leche de vaca, azúcar, sal, harinas y arroces refinados. En este artículo voy a exponer las razones por las que deberías de evitarlos o por lo menos consumirlos ocasionalmente.

Espero que te sea de utilidad.

  • La leche de vaca

La vaca esta sometida a elevados estados de estrés y en las malas condiciones en la que la hacen vivir ya van a hacer una leche decadente.

Las vacas para sacarles la máxima producción son sometidas a tratamientos hormonales y medicadas. Estas sustancias quedan presentes en la leche y llegan hasta nosotros interfiriendo negativamente en nuestro equilibrio hormonal afectando al funcionamiento de la glándula tiroides.

Para evitar el contagio de bacterias y virus que e proliferan las mamas por el proceso de extracción excesivo y por máquinas, se hacen heridas internas, se somete la leche a el proceso de pasteurización. Este proceso consiste en calentar a altas temperaturas (80ºC) durante unos segundos y enfriarla rápidamente. Seguidamente se envasa y ya es apta para el consumo o elaboración de productos lácteos (yogur, queso, cuajada...) ¿Cómo afecta esto a la calidad nutricional biológica de la leche?

En primer lugar voy a desmontar el mito del vasito de leche de vaca. Prácticamente todos hemos crecido con el "tómate el vasito de leche o no crecerás" o "toma leche que tiene calcio y hace los huesos fuertes", pues nada que ver con la realidad.

La calidad nutricional de la leche que se consume deja mucho que desear, ya no es sólo la composición bioquímica que no es favorable para el ser humano (no somos vacas) sino los numerosos procesos de desnaturalización que sufre hasta llegar a poder ser consumida.

Te pido que por un solo instante cierres tus ojos y pienses en todos los procesos a los que es sometida, también que pienses que la leche todo en su contexto no es malo, sino que lo que la hace ser tan mala es como han sido todos los procesos que han hecho una leche tan nefasta.

Con esto queda claro que lo que llega a tu estomago no es tan sano ni recomendable como esperabas. Vale la pena cuestionarse en que estado llega la comida a nuestra despensa y si realmente es lo que dice ser.

Como este es un articulo de información en general, próximamente escribiré uno explicando con todo detalle que ocurre a nivel biológico cuando tomamos leche de vaca. Y también la diferencia entre los distintos linajes de vacas, las vacas de clase 1 o ancestrales.

Los riesgos de consumir leche de vaca tal cual la conocemos ahora son: alergias, asma, problemas inmunológicos, osteoporosis, exceso de colesterol, grasas saturadas, diabetes, etc.  

  • El azúcar

El azúcar un enemigo número uno para nuestra salud su verdadero nombre es sucrosa o sacarosa, y su fórmula química es C12H22O11. Tiene doce átomos de carbono, veintidós de hidrógeno y once de oxígeno y absolutamente nada más que ofrecer. El azúcar refinada no tiene vitaminas, no tiene minerales útiles, no tiene enzimas, no tiene microelementos, no tiene fibra, no tiene proteínas no tiene grasas y no es de ningún beneficio en la alimentación humana.

Todas las vitaminas que el azúcar sin refinar puede aportar, son eliminadas por la combinación química que se realiza junto a la remolacha y la cal. Para el aceleramiento de este último producto, se le añade dióxido de carbono para darle el color blanco que contiene. De esta manera, el azúcar refinado no contiene ni vitaminas, ni minerales, proteínas o fibra. Por lo que consumir este alimento tan solo puede atraer consecuencias negativas tales. Si quiere la verdad puedes investigar mucho más pero antes el azúcar se usaba como agente dulcificante. Pero desde hace cincuenta años se ha estado usando para adulterar los alimentos. Consultemos el Taber's Cyclopedic Medical Dictionary en la página A-26 para la definición de "adulterante" : "Es aquello que adultera o debilita una sustancia". como el sobrepeso o el riesgo de cáncer. Ahora lo que tu decidas es tu responsabilidad.

  • La sal

La sal que conocemos por sal blanca o sal de mesa es un autentico veneno, pero no interesa mucho que se sepa por el dinero que hay detrás, mueve demasiado como para prohibirla.

Para que lo veas más fácil te diré que la sal blanca que hay en la mayoría de los hogares es ni más ni menos que Cloruro Sódico que algunos les añade ademas yodo y flúor. Algo que nuestro cuerpo no necesita. La sal cristalina natural no está integrada por los tres o cuatro elementos de la sal de mesa que hoy se utiliza sino por los 84 que componen nuestro cuerpo en proporciones exactas.

La sal aumenta las posibilidades de padecer enfermedades cardiovasculares y su consumo en grandes cantidades aumenta el riesgo de presión alta. Además de no contener gran cantidad de nutrientes, los expertos recomiendan consumir sal de mar, ya que "tiene muchos más minerales naturales."

  • Las Harinas

Las harinas o el pan nuestro de cada día quedan ya muy lejos de aquello que nuestros ancestros comían y elaboraban.

El mayor de los problemas de los refinados o como podemos decir en este caso la harina refinada y digo mala por todo lo que conlleva como malo, piensa solo una cosa que cuanto mas refinada se hace mas vitaminas, minerales y fibras pierde. Pero a su misma inversa gana mas en hidratos de carbono de combustión rápida o energía vacía, por eso, mucho después de comer necesitan comer algo más o ven que siguen sin energía.

En lenguaje bioquímico, el consumo excesivo de harinas refinadas desarrolla trastornos glucemicos provocando picos de glucosa en sangre con los diferentes problemas que eso conlleva.

Al metabolizar este producto implica mayor producción de insulina, pero eso se trasmite en diabetes, problemas intestinales, articulaciones, problemas cardiovasculares, problemas en colesterol y problemas de síndrome metabólico.

Recordarte que lo mejor es comer harinas mas integrales, espelta, sarraceno, centeno, etc.

  • Los Arroces

El arroz nos gusta blanco, ¿verdad? pensamos que es mejor y al ser blanco da mejor la sensación de pureza o de limpieza. Pues lamento decirte que no, ni mucho menos de la verdadera realidad.

Expertos de la Universidad de Harvard afirmaron que las personas que consumían más de cinco porciones de arroz a la semana tenían un 17% más de posibilidades de padecer diabetes que aquellos que solo consumían una porción al mes.

Durante su elaboración, pierde parte importante de nutrientes, con lo que nos queda un hidrato de carbono de baja calidad. Este dato es importante sobre todo para personas con una actividad intensa , ya sea deportistas o personas cuyo trabajo tenga un desgaste físico importante, ya que necesitan más nutrientes, con lo que deberían de consumir otro tipos de arroz cuyo grano sea integral, ya que es ahí donde se encuentra parte de sus nutrientes que nuestro cuerpo necesita día a día.

Los arroces integrales aportan mas agua, proteínas, hidratos de carbono, minerales (sodio, potasio, fósforo, calcio, hierro...) aceites vegetales, pro-vitamina A, vitamina B1 (tiamina), vitamina B3 (niacina) y vitamina B12. Además, su contenido en grasas es bajo y es una excelente fuente de aminoácidos. Hay muchos tipos de arroz que puedes usar como el integral, el arroz rojo, arroz yami, arroz vener, arroz basmatic etc. Podriamos hablar también del arsénico, pero creo que es mucho mas largo y el articulo puede ser muy pesado.

Solo quédate con que es mejor los arroces integrales, en otro articulo hablaré mucho más.